Buscar
  • Progresa

Mañana empieza hoy

Actualizado: 14 de may de 2020

En el año 2105, 193 países se comprometieron a cumplir para el año 2030, los 17 objetivos de desarrollo sostenible, ODS, establecidos por Naciones Unidas en la Agenda 2030. Estos objetivos buscan la igualdad entre personas, la protección del planeta el aseguramiento de la prosperidad como parte de una nueva agenda de desarrollo y un nuevo contrato social global para que nadie se quede atrás.

Mañana empieza hoy, ha sido el título escogido para la organización del primer foro sobre habitabilidad, bienestar y crecimiento sostenible que Enisa, barrabes.biz e Ifema han desarrollado en Madrid como punto de encuentro de expertos, científicos, educadores y ciudadanos que están contribuyendo en un mañana mejor, más humanizado y más sostenible.

El objetivo decimoprimero de esta Agenda 2030, nos habla de comunidades y ciudades sostenibles y es aquí donde quiero incidir el mensaje de estas líneas y poner en valor el territorio, el territorio rural, un territorio que supone el 84 % de superficie de nuestro país, y en el que en los últimos años se produce un decrecimiento de la población de un 10 %, mientras que en las zonas urbanas aumenta un 15 %. El equilibrio y potenciación del entorno rural es imprescindible para la consecución de los objetivos de esta Agenda 2030.

Desde mi punto de vista y hablando en plata, en los entornos rurales y de montaña, una percepción y cuatro variables, que activadas y combinadas entre si pueden ayudar a revertir la situación y contribuir a la mejora del reto demográfico. Como variables… mejor conectividad, políticas sociales en medio rural, políticos rurales en polos de decisión y una administración pública digitalizada y agilizada. Y como percepción, el desterramiento del estigma que los entornos rurales y de montaña son espacios únicamente vacacionales y de ocio.

L

a conectividad es básica para el desarrollo de la sociedad rural, ya no solo las viarias, telefónicas… sino las de datos, que permiten plantar en el territorio iniciativas empresariales que dan calidad y estabilidad al empleo, asentamiento de población y evitar la migración de población joven formada y capacitada; la fibra óptica en la provincia de Huesca gracias a la Diputación Provincial, llegará al 100 % de los núcleos habitados de la provincia en 2021. Nos hacen falta políticas sociales como la educación, la sanidad, la cultura o el deporte como herramienta de ocio y consecución de una vida activa y saludable, para poder hacer que la población joven y familias se asienten en las zonas rurales y puedan disfrutar de igualdad de oportunidades de desarrollo que en entornos urbanos; no puede ser que en el territorio todavía tengamos localidades a más de 100 km. de médicos especialistas o hospitales comarcales de referencia o tengamos problemas de sedentarismo y obesidad en población joven por falta de oferta deportiva. Hacen falta políticos rurales, de pueblo, porque en los grandes polos de decisión política, donde se legisla y se gestionan recursos, tiene que haber dirigentes que vivan en el medio rural, que conozcan de primera mano la idiosincrasia del territorio y que con ello se generen leyes coherentes con el desarrollo económico y medio ambiental de las zonas rurales y de montaña; muchas veces se crean leyes para salvaguardar especies y entornos naturales y tenemos que ser conscientes que la primera especie en peligro de extinción en el medio rural es el Homo Sapiens. Y por último nos hace falta una administración del siglo XXI, moderna, digitalizada, rápida… para poderse equiparar a la velocidad y tiempos que la iniciativa privada ya va.


Félix Jordán de Urríes Mur. Heraldo de Aragón. 8/06/2019


5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo